Pensamientos Positivos: El Arado

EL ARADO


 Hoy he puesto, Señor,
la mano en el arado;
hoy quiero labrar contigo
este mi pequeño campo.
Con una mochila al hombro,
alegre camino cantando,
y te diré; Buen amigo,
lo que en ella he guardado:
He puesto mi pequeñez
y mis vacilantes pasos,
el trabajo y la fe,
el amor a los extraños.
La amistad de los amigos
que quieran tender sus manos
en un mundo sin fronteras,
y en una tierra de hermanos.
Bendice mis campos Señor,
que brote semilla nueva,
en este mi corazón,
en esta mi alma pequeña.
Que un viento seco de invierno
no arranque la sementera,
que la espiga de su fruto,
y haya higos en la higuera.
Que camine con amor,
y no vuelva la cabeza
cuando sangre el corazón,
cuando haya muchas piedras.
Cuando el tiempo se haga eterno
y mis manos sean viejas.
A Ti confío, oh Señor,
mis pasos en esta tierra.

Alondra